+51 991342935 / 990011379 informes@dentistamillonario.com

 

 

Cada vez es más común encontrar “promociones” a precios insuperables en empresas de descuentos masivos por internet.
Se puede ver publicidad de clínicas dentales destacando profilaxis, brackets, blanqueamientos e incluso implantes por precios que evidencian que existe algo raro.

No necesariamente está mal competir por precios. Pero ¿por qué hablamos de crisis?, porque el problema principal es cuando los precios se bajan a costa de poner en juego la calidad de los tratamientos. Utilizar materiales de bajo nivel o entregar resultados que no solucionan los problemas de los pacientes hace que se venga a menos y se degrade nuestra profesión.

Debemos entender que no brindamos un servicio cualquiera, estamos involucrando la salud de las personas y debemos ser responsables. Creo que nadie pensaría en tomar una promoción para ir al oftalmólogo o al cardiólogo.

Todo comenzó cuando alguien una vez ofreció este tipo de descuentos y le funcionó, lo que causó que cada vez más clínicas quisieran entrar al círculo de los cupones, transformándolo en algo “normal”. El detalle es que ahora nos es muy difícil salir de esa posición. En la mente de muchos pacientes, LA ODONTOLOGÍA ES BARATA.

Otro punto importante es lo contraproducente de utilizar esta estrategia de atracción de pacientes, pues se apunta a un público que probablemente llegará a la clínica por un descuento y también se irá a otra cuando le ofrezcan un menor precio.
El secreto para retomar el nivel de nuestra profesión es competir por DIFERENCIACIÓN, enfocándonos en un público fiel que esté dispuesto a pagar más por un mejor servicio y calidad de atención.

¿Tú qué opinas colega?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

four × 2 =

Facebook