+51 991342935 / 990011379 informes@dentistamillonario.com

 

Una de las mejores maneras de incrementar tus oportunidades de éxito en todas las áreas de tu vida es desarrollar una actitud mental positiva. Tomar una actitud positiva frente al mundo, te hará más feliz y hará que los demás sean felices contigo.

A pesar de que casi todo el tiempo las personas somos negativas por naturaleza, nos encanta rodearnos de gente positiva. Incluso existe evidencia científica de que tener una actitud mental positiva puede reducir los niveles de estrés y mejorar la salud significativamente.

Te presento 7 estrategias que considero indispensables al momento de querer adquirir una mentalidad positiva y preservarla con el objetivo de lograr las metas de la mejor manera.

1. ENFÓCATE EN EL PRESENTE: Deja de preocuparte por el pasado, usualmente hacemos que los problemas parezcan más grandes de lo que realmente son, todo esto simplemente dentro de nuestra mente inconsciente. ¿Cuántas veces te das cuenta que aquello que te preocupa no termina ocurriendo en absoluto? y en el peor de los casos, ¿termina no siendo un problema tan grave como pensabas?

Pero enfocándote en el presente, minimizas tus preocupaciones y miedos sobre lo que podría fallar, que usualmente conlleva a tener emociones y pensamientos negativos.

2. USA UN LENGUAJE POSITIVO: Muchos se quejan del clima, de su trabajo, de su pareja, de sus pacientes y de muchas otras cosas. Con frecuencia nos estamos quejando de todo.

Sin embargo es bueno recordarnos a nosotros mismos, que nuestras palabras se encuentran conformadas por nuestros pensamientos, y mientras más busquemos cosas positivas para decir, más se impregnarán nuestros pensamientos de dicho positivismo.

Cuando empieces a reemplazar tus pensamientos negativos por positivos, empezarás a ver resultados positivos.

Recuerda, pensar positivo es un hábito, lo que significa que es posible aprender a hacerlo con práctica.

3. ACEPTA EL HECHO DE QUE NO TODO ES PERFECTO: Ser positivos no significa pensar que todo en el mundo es perfecto, que las situaciones son ideales y que no habrá obstáculos, por el contrario significa aceptar el hecho de que todo en esta vida necesita un equilibrio.

Puede que en principio sea difícil dejar ir la necesidad de perfección y control en tu vida, pero muchas veces es liberador simplemente aceptar que las cosas no siempre ocurrirán como lo esperas y eso estará bien.

A veces algunas situaciones se encuentran fuera de nuestro control, y en vez de gastar energía en emociones negativas por ese hecho, mejor acepta que las cosas no salieron como querías y analiza qué podrías hacer mejor la próxima vez.

Por si fuera poco, no hemos dicho aún que la mayoría de las cosas pasan con el tiempo.

4. FRECUENTA GENTE POSITIVA: Es un hecho de la naturaleza humana que tendemos a parecernos a la gente que nos rodea. Entonces, mientras más tiempo pases con gente que tenga una actitud mental positiva, empezarás más y más a pensar/actuar de forma similar.

Nunca subestimes el poder de la risa, que por cierto es una maravillosa manera de reducir el estrés, conectarte con aquellos que te rodean, y usualmente sentirte bien y hacer sentir bien a los demás.

5. CONTRIBUYE DE MANERA SIGNIFICATIVA: Puede llegar a ser verdaderamente edificante ayudar a otros, ya sea a través de nuestra profesión, habilidades e incluso contribuciones financieras.

Así como aquellos buenos sentimientos que vienen con marcar la diferencia en la vida de alguien, contribuir con tu tiempo y esfuerzo a una causa te permiten escapar por instantes de tus problemas actuales y quizás incluso puedas ver dichos problemas de manera diferente.

6. SIGUE APRENDIENDO: Desarrolla una curiosidad por el mundo que te rodea y la gente que hay en él. Sin importar cuál es la situación en la que te encuentres actualmente, siempre puedes aprender de ella.

Tomar un interés real en la vida, te da energía, ayuda a crear nuevas ideas en tu mente y te brinda una manera diferente de pensar respecto a las cosas. Todo esto llega a tener un impacto positivo en tu vida, no sólo por los resultados inmediatos que obtienes, sino por el hecho de que estás cultivando una mejor mentalidad.

7. SE AGRADECIDO: Invierte un poco de tiempo al día en pensar en aquellas cosas por las que estás realmente agradecido en tu vida. Recordar todas aquellas razones por las cuales te sientes agradecido, te ayuda a mantener el enfoque positivo en cada situación.

Ser agradecido usualmente convertirá la ira y la frustración en sentimientos más positivos. Recuerda, todos tenemos debilidades, pero enfocarnos en nuestras fortalezas previene que estas nos afecten realmente.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

4 × 3 =

Facebook