+51 991342935 / 990011379 informes@dentistamillonario.com

Las mejores ideas que han cambiado el mundo, los grandiosos inventos, los fascinantes avances y progresos de la humanidad, y en general, todo lo que nos ha diferenciado de los animales y nos ha llevado a tener la calidad de vida que tenemos hoy, han sido fruto del trabajo de la mente de diferentes personajes.

Nuestra mente ha sido estudiada por muchos científicos, y expertos en diferentes áreas, y más precisamente nuestro cerebro. Y sin embargo, no tenemos que ser médicos ni psicólogos para aprovechar el potencial que nos brinda esta gran “herramienta”.

Lo primero que hay que considerar en el momento en que queremos dominar nuestra mente, es que deberemos tener en claro, cuál es el objetivo para esto. Es decir, pregúntate a ti mismo: “¿Para qué quiero dominar mi mente?” ¿Será para lograr éxito? ¿Para mejorar mis hábitos? ¿Para controlarme? ¿Para ayudar a las demás personas?

Porque sinceramente te digo, el poder que tienes en tu mente, puede darte suficiente para cuánta cosa quieras lograr, por lo que más vale que desees hacer las cosas bien.

Luego, debes considerar en tu vida el hecho de que el principal factor potenciador del dominio mental, es la claridad. En otras palabras, saber qué decisiones tomas día a día y por qué. Conocer concretamente los motivos de tus actitudes, de tu forma de vestir, de tu peinado, de tus actividades diarias, de las personas con las que pasas más tiempo, etc.

Y finalmente, luego de realizar un buen autoanálisis (que debe consistir en una serie de preguntas que te haces a ti mismo y respondes con sinceridad), es necesario que empieces a recablear aquellos conocimientos obsoletos.

Estamos llenos de creencias limitantes que nos impiden avanzar y progresar en la vida, la mayoría de dichas creencias, surgen de la sociedad y la educación que recibimos desde niños. Sin embargo, reprogramar nuestra mente para el éxito, consistirá únicamente en reemplazar pensamientos destructivos con pensamientos creativos y positivos. Es todo un proceso el que hay que llevar a cabo, pero sinceramente te decimos que vale la pena. Tener claro eso sí, desde un principio, que tus objetivos de vida deben estar claros, a corto, mediano y largo plazo. O en otras palabras ¿Quién quieres ser cuando hayan pasado 2 años a partir de hoy? ¿5 años? ¿10 años? ¿20 años? Y con base en estas respuestas específicas, iniciar un proceso de modificación mental, de tu actitud y comportamiento.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

13 + 7 =

Facebook